Volkswagen – afectados: Opinion de experto

Afectados Volkswagen, ¿Conocen el origen y las consecuencias del problema?

Desde Septiembre, han sido mucho los artículos que se han escrito y las noticias que todos hemos leído sobre el caso Volkswagen, sobre el gran número de afectados Volkswagen, sobre las sanciones, pero ¿realmente sabemos cuál es el problema? ¿conocemos los efectos sobre nuestro vehículo?¿sabemos como efectuar una reclamación? Hoy preguntamos a un experto en motores.

Después de estos meses nos hemos dado cuenta que realmente existe un desconocimiento importante que provoca un perjuicio a los afectados de Volkswagen. Por esta razón, hemos consultado a un experto en la materia. Se trata de D. Sergio F. Rebollo Melchor. Es Ingeniero Mecánico y ha trabajado durante años como Ingeniero especialista en calibraciones para motores, es decir, desarrollando la gestión electrónica de motores de reconocidos fabricantes, como Renault, Nissan o Dacia, por lo que es perfecto conocedor del tema, y de las consecuencias que implica este tipo de alteraciones en el motor.

A continuación os dejamos la entrevista:

Pregunta: ¿Cómo se descubrió la manipulación?

Respuesta: Todo salió a la luz a raíz de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Virginia (Estados Unidos) que tenía como objetivo evaluar la diferencia de emisiones contaminantes entre los valores obtenidos en banco de ensayos y en carretera en varios vehículos. En ese estudio se analizaron los valores de un BMW X5, un Volkswagen Jetta y un Volkswagen Passat. Los resultados obtenidos fueron contundentes. El BMW X5 tenía en ambas situaciones unos valores similares de contaminantes del orden de los declarados oficialmente. Sin embargo, los dos modelos de Volkswagen sobrepasaban entre 20 y 40 veces los valores máximos permitidos impuestos por la normativa Euro 5, pero sólo lo hacían en carretera, ya que en el banco de ensayos, los valores entraban dentro de la legalidad.

Dada la gravedad de los resultados, la Universidad de Virginia los puso en conocimiento de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) que comenzó que a investigar el tema en profundidad para conocer el alcance real de la situación.

 

Pregunta: ¿Únicamente se analizaron esos tres vehículos? Tal vez se tratase de un problema puntual por algún motivo en particular de esos vehículos…

Lo cierto es que inicialmente en el estudio también estaba incluido un modelo de Mercedes, pero la empresa de alquiler que proporcionó los vehículos no tenía ninguno disponible en el momento de los análisis y finalmente se decidió no testarlo para no retrasar los resultados.

Sin embargo, aunque el estudio inicial sólo incluía esos tres coches, la EPA, al conocer los resultados facilitados por la Universidad, amplió el estudio, tanto a otros modelos de BMW y Volkswagen, como a otros fabricantes. De hecho, en este momento se desconoce si han terminado de analizar vehículos así como los resultados obtenidos. No hay que olvidar que uno de los miembros de la EPA es el estado de California, y que es considerado como uno de los máximos defensores medioambientales. De ahí su estricta normativa en emisiones contaminantes de vehículos…

 

Pregunta: Sabemos que en ese estudio se vieron diferencias entre los valores obtenidos en banco de ensayo y los obtenidos en carretera, pero ¿de qué contaminantes?

Respuesta: Lo poco que se conoce de ese estudio (la EPA está profundizando en el problema sin dar demasiada información), afecta a las emisiones de Oxidos de Nitrógeno (¡y no de óxido nitroso como se habla en algunos medios! Son conceptos diferentes…) El caso es que estas emisiones sobrepasaban ampliamente los valores permitidos por la normativa, pero sólo en la prueba en carretera.

 

Pregunta: Entonces ¿únicamente afectaba a los óxidos de nitrógeno?

Como acabo de decir, no hay mucha información de los resultados de este estudio pero lo cierto es que hace pocos días se ha conocido un nuevo problema que afecta (también a los motores Volkswagen) en cuanto a las emisiones de CO2, aunque parece que en este caso los motores afectados son una cantidad muy inferior, se habla de unas 36.000 unidades frente a los 11 millones de unidades afectadas por las emisiones de NOx.

 

Pregunta: ¿Por qué se habló rápidamente de manipulación de los motores? ¿No sería posible un problema de algún componente del motor?

No, no es posible. Si cualquier componente deja de funcionar correctamente, la alteración de resultados ocurre tanto en un banco de ensayos (en el que se simulan las condiciones de carretera), como en la propia carretera. A día de hoy, Volkswagen ha reconocido la manipulación del software de gestión del motor, pero si quería “capear el temporal” de la mejor forma posible, no tenía otra alternativa que reconocerlo antes de que fuera demasiado tarde.

 

Pregunta: Y considerando que fue una manipulación ¿es tan grave el problema para los afectados de Volkswagen?

Realmente sí. Cuando se desarrolla el software de gestión de un motor (lo que se conoce como calibración), se tienen en cuenta diferentes aspectos: Par y potencia, contaminantes, agrado del vehículo, comportamiento en frio, fiabilidad,… Todos estos factores están íntimamente relacionados entre sí, por lo que cualquier cambio en uno de ellos tiene un impacto en todos los demás. Dicho de otra forma, reajustar ahora la calibración para respetar las emisiones contaminantes implica un impacto en el resto de prestaciones del vehículo.

Además de esto, la importancia radica en el incumplimiento que ha hecho Volkswagen de la normativa anticontaminante. De ahí, las posibles sanciones que se están barajando por tratarse de un delito medioambiental.

 

Pregunta: Entonces al tratarse de factores tan relacionados entre sí, resultará complicado encontrar una solución técnica al problema…

Efectivamente. Aunque desde Volkswagen tratan de minimizar las consecuencias de esta manipulación, la obtención de una solución técnica al problema es algo que implica muchas horas de ensayos con los vehículos y, en consecuencia, mucho dinero.

Es cierto que entre los motores afectados hay distintos vehículos con distintas cilindradas y cada caso hay que analizarlo por separado. En algunos casos podría resolverse de una manera sencilla pero en otros puede resultar muy complicado encontrar la solución adecuada para respetar las emisiones sin dañar par, potencia, consumos,… y aún más, si el tiempo corre en contra como ocurre en el caso Volkswagen.

 

Pregunta: Entonces no parece que el problema se solucione como ha dicho Volkswagen con un paso por taller de apenas una hora de tiempo…

Hay que distinguir entre el tiempo dedicado a la obtención de la calibración correcta y el tiempo dedicado a implementar esa solución en los vehículos. Esto último, se realiza en unos pocos minutos, pero lo que realmente lleva tiempo es dar con la solución técnica adecuada que no comprometa otras prestaciones del vehículo.

 

Pregunta: El impacto sobre las otras prestaciones (par, potencia, consumos,…) ¿podría ser tan importante?

Así es. Siempre hay que analizar cada caso por separado, no es lo mismo un motor de gran cilindrada que uno más pequeño en el que la potencia puede estar mucho más ajustada. Por ejemplo, en un motor de 220 CV una pérdida de potencia de un 10% podría llegar a ser inapreciable a nivel de un usuario normal, pero sin embargo, esa pérdida del 10% en un motor de 75 CV puede tener una mayor importancia.

 

Pregunta: Y ¿ocurriría igual con el consumo del vehículo?

Sí, el impacto dependería también de cada motor y, al igual que la potencia y el par, habría que estudiarlo por separado, pero a diferencia de éstos, donde el impacto implicaría una disminución de los valores, en el consumo, el impacto provocaría un aumento del gasto de combustible.

 

Lógicamente, esto implicaría un incumplimiento de las condiciones pactadas en la compra del vehículo, pero ante un Juzgado, ¿se podría demostrar técnicamente este impacto en las prestaciones del vehículo?

Por supuesto que sí. No hay que olvidar que para obtener la calibración adecuada, Volkswagen realizará ensayos con los vehículos y evaluará los resultados para cada cambio que realice en la calibración. De igual forma, se pueden realizar pruebas con el vehículo para conocer el comportamiento antes y después de la modificación que apliquen en el taller.

 

Pero entendemos que estas pruebas no se podrán realizar de cualquier manera…

Así es. Hay que tener especial cuidado con los procedimientos a seguir en los ensayos para que los resultados puedan ser representativos, ya que cualquier error durante el ensayo puede alterar los resultados. De igual forma, también es muy importante tener una referencia antes del paso por taller y otra referencia después para poder evaluar el cambio en el vehículo. Sin estos dos puntos de control, no habría nada con lo que comparar y, por supuesto, nada con lo que demostrar ese impacto en las prestaciones. Esto es algo que todo afectado de Volkswagen que piense en reclamar debe tener muy presente, porque si efectúa el paso por taller sin haber seguidos los pasos adecuados, puede perder toda posibilidad de reclamación ante un juzgado.

 

Una última pregunta. Se está hablando de un impacto en las prestaciones del vehículo tras el cambio de calibración, pero si habitualmente todos los fabricantes desarrollan de manera correcta sus calibraciones no hay razón para pensar que en este caso, Volkswagen va a realizar una calibración que provoque cambios en la potencia, el consumo…

Lo cierto es que en una situación normal, durante el periodo en que se desarrolla un vehículo se realizan numerosos ensayos tanto en bancos de ensayo como en carretera para obtener una calibración adecuada para todas las prestaciones de un vehículo. Sin embargo, el caso Volkswagen es diferente, ya que el tiempo para obtener la solución es clave. No hay que olvidar que quién ha destapado esta manipulación ha sido la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, los cuales se preocupan únicamente de temas medioambientales (en este caso de las emisiones contaminantes de los vehículos), por lo que son ellos los que van a obligar a Volkswagen a corregir la calibración, pero no van a entrar a valorar posibles impactos en la potencia o en el consumo de los vehículos, ya que eso no son temas medioambientales y escapa de sus competencias.

Aparte de este importante factor hay que tener en mente una pregunta: Si encontrar la solución técnica para obtener una adecuada calibración que permita obtener unas prestaciones y unas emisiones contaminantes correctas, fuera tan sencillo como trata de transmitir Volkswagen a los clientes, ¿No habría sido más fácil aplicar esa solución técnica inicialmente y así habrían evitado las sanciones administrativas que les impongan las autoridades, las reparaciones a todos los clientes (estimadas según algún diario en 6.800 millones de dólares!) y el gran deterioro de la imagen de marca con la consecuente disminución de las ventas de vehículos Volkswagen? Obviamente, encontrar la solución técnica es posible (otros fabricantes lo han hecho), pero no es viable que esa solución se obtenga de manera rápida sin comprometer otras prestaciones del vehículo como la potencia, el consumo de combustible, la fiabilidad,…

 

Estas fueron las respuestas a nuestras preguntas y a partir de ellas, comenzamos a despejar algunas dudas clave para plantear reclamaciones judiciales de los afectados de Volkswagen, por la manera de actuar de la compañia.

En siguientes post, trataremos de ampliar la información relacionada sobre esta manipulación así como de las actuaciones judiciales que los afectados de Volkswagen puedan llevar a cabo, pero si hasta entonces usted es propietario de un vehículo Volkswagen, cuyo motor haya sido manipulado, no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestras oficinas de Palencia, para obtener más información antes de realizar cualquier tipo de reparación en el taller o prueba técnica sobre su vehículo.

Para verificar si su vehículo es uno de los afectados, debe recurrir a la página web de su marca e introducir el número de chasis de su coche (lo encontrará en la documentación o tambien en la esquina inferior derecha del parabrisas). Como ejemplo, en el siguiente enlace puede encontrar la web de Volkswagen dedicada a dicha verificación: Vehiculos afectados

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *